¿Para qué sirve un martillo?

Todos en absoluto en algún momento de nuestras vidas nos hemos topado con un martillo en cualquiera de sus modalidades, y es que esta herramienta ha acompañado al ser humano desde tiempos muy remotos. Literaturas antiguas y evidencias arqueológicos ponen de manifiesto su uso para la adecuación de ambientes, ejecución de obras arquitectónicas, elaboración de artesanías e incluso para realizar ajusticiamiento de reos, como es el caso de las crucifixiones en la antigua roma, donde los verdugos se valían de robustos martillos para clavar a las víctimas a los maderos.

Alyco Orange (HR) - Martillo carpintería, con doble uña curva, mango ergonómico, 450 gramos | para Carpintero, Ebanista, Encofrador y Construcción - 170140
Alyco Orange (HR) – Martillo carpintería, con doble…
  • MARTILLO DE DOBLE UÑA ERGONÓMICO- Martillo ergonómico por…
  • FABRICACIÓN RESISTENTE- Unión de resina de alta resistencia.
  • GOLPEO PRECISO- Cabeza de acero con superficie de…
  • PERFECTO PARA CARPINTERÍA- Muy útil en trabajos de…
  • MANGOS- Mangos de recambio disponibles.
STANLEY STHT0-51309 - Martillo Fibra vidrio 450g, Empuñadura ergonómica, Mango bimaterial, Adhesión epoxi - 450 G
STANLEY STHT0-51309 – Martillo Fibra vidrio 450g, Empuñadura…
  • Agarre bimaterial con costillas para antideslizamiento
  • Núcleo de fibra de vidrio para resistencia
  • Marca: Stanley
  • Martillo uñas Stanley mango fibra vidrio 450 g
Stanley STHT0-54159 - Martillo de carpintero 315G-25MM
Stanley STHT0-54159 – Martillo de carpintero 315G-25MM
  • Cabezal adherido con resina epoxi para evitar la…
  • Mango bi-materia
  • Marca: Stanley
  • Color: negro

La forma básica del martillo aún está en vigencia y es icónica en el grupo de las herramientas manuales. Existen también martillos automatizados para perfeccionar y acelerar los trabajos que tradicionalmente se han ejecutado de forma manual.

El martillo sirve básicamente para percutir sobre una superficie a fin de causar demoliciones o algún desplazamiento, ambas modalidades de martillos cumplen con estas tareas perro de acuerdo a su concepción, de formas específicas, para cada actividad hay un martillo ideal. Te invitamos a seguir leyendo para que descubras la gama de martillos existentes y sus utilidades.

¿Qué es un martillo?

Es una herramienta manual o automatizada con aplicaciones que van desde claveteados, forja, ajuste de piezas hasta demoliciones de pequeñas y grandes escalas. Son empleados en casi todas las profesiones en todo el mundo y se puede encontrar en la modesta despensa de un jardinero pero también en el equipamiento de las fábricas de componentes de electrónicos.

Los martillos manuales están compuestos por una cabeza acoplada a un mango, los materiales empleados en su confección dependen de la tarea para la cual están destinados. Su funcionamiento depende de la energía y destreza del operario.

Por su parte, los martillos automáticos están fabricados en metales resistentes a las vibraciones y al calor con mechas ajustadas que ejecutan las percusiones, su funcionamiento se debe a la energía eléctrica, tensión almacenada o la compresión de ciertos fluidos.

Guía para comprar martillos

Naturalmente al adquirir un martillo éste debe cumplir cabalmente con las actividades que se desean desarrollar, en algunos casos convendría el uso de herramientas manuales para ciertas obras, en otras se requiere maquinarias más especializadas para mayor fuerza de impacto y exactitud, especialmente en construcciones civiles, talleres o fábricas en general. En la siguiente lista se define la clasificación universal de los martillos automatizados con sus aplicaciones y los modelos más usados de martillos manuales.

Martillos automatizados

Conservan una energía de impacto medida en Joules (J) que determinan la robustez de la herramienta para ejecutar los trabajos, según el tipo de energía que utilicen para su funcionamiento se clasifican de la siguiente manera:

Martillos eléctricos: evidentemente dependen de una conexión cableada a la energía eléctrica, estos martillos permiten realizar trabajos continuados de percusión, picado y perforación de yeso, madera, hormigón y ciertos metales en diferentes ángulos de inclinación.

Martillos a batería: cumplen las mismas actividades que los martillos eléctricos con la diferencia que los martillos a batería utilizan tensión continua, es decir almacenan la energía necesaria en acumuladores fabricados mediante la unión Litio e Ion (Li-Ion), Níquel y Cadmio (Ni-Cd) o Níquel e Hidruro metálico (Ni-Mh). Gracias a su versatilidad el operario puede ejecutar labores en áreas de difícil acceso. Aunque las baterías son duraderas estas deben recargarse con una fuente eléctrica cada cierto tiempo.

Martillos neumáticos: basa su funcionamiento en mecanismos de aire comprimido, generalmente también adjuntan la energía eléctrica, así que suelen catalogarse como martillos electroneumáticos, se emplean para demoler pavimentos, rocas y la mayoría de compuestos sólidos.

Martillos hidráulicos: un fluido hidráulico le proporciona la energía de impacto necesaria para demoler estructuras de hormigón armado y superficies tan duras como las rocas naturales. Son de peso y tamaño voluminosos por lo que algunos profesionales los acoplan a una excavadora para maniobrarlos a distancia.

Es importante destacar que existe una relación directamente proporcional entre el peso y la potencia de impacto, e inversamente proporcional a la facilidad de maniobrado, es decir, los martillos automatizados más pesados son más potentes, pero a mayor peso menor maniobrabilidad. Es por lo anterior que se recomienda para labores en inclinaciones superiores a los 45º martillos de peso ligero, y los más robustos para pendientes menores y demoliciones en el suelo.

Martillos manuales:

Martillos manuales: Su funcionamiento depende del talento humano, no requiere de energías, combustibles o baterías para funcionar, a lo largo de los años se ha mantenido su formato de mango-cabeza pero con adaptaciones según la necesidad del usuario. En los martillos manuales existen dos configuraciones de la unión mango-cabeza, la primera de ellas consiste en la encajar uno de los extremos del mango en un agujero central creado en la cabeza, sujetándolo fuertemente mediante cuñas de metal o fibra de vidrio, la segunda es el martillo de una sola pieza, en la que el fabricante forma el martillo de un solo material en diferentes proporciones, es decir, mayor peso en la cabeza y ligereza en el mango. Entre otros modelos los siguientes son los más frecuentes:

Martillo de albañil: la cabeza de éste martillo es fabricada en aleaciones de metales templados, con un extremo cuadrado y el otro puntiagudo con el que los albañiles se sirven para dar forma o cortar piedras, ladrillos y bloques de concreto. Presenta mango metálico o de madera y peso promedio de 600 gr.

Martillo de bola: elaborado en hierro o acero, estos martillos son utilizados por el sector de la metalurgia para la forja de sus aleaciones. La cabeza posee un extremo cilíndrico con boca plana y su opuesto es esférico (de allí su calificativo), dichas formas respectivamente sirven para aplanar o hacer cóncavas las láminas de metal.

Martillo de carpintero: quizás el más conocido, se identifica por presentar en su cabeza una especie de uña abierta específicamente creada para sacar clavos, el área de golpeo es cilíndrica y su uso es aplicable no solo en la carpintería, pero es ícono de esa profesión.

Martillo de goma: es un tipo de martillo especial cuya maza está fabricada en caucho o goma, es utilizado por profesionales de la construcción exclusivamente para la colocación de azulejos y ajuste de cerámicas.

Martillo de nylon: creado con la finalidad de hacer el menor daño posible en piezas de metal, es un martillo resistente con bocas de polímero, poliuretano o plástico, con el cual mecánicos, chapista y latoneros conforman piezas de metálicas sin preocuparse de punzas o arañazos en la pintura y superficie de las mismas.

Martillo de peña: también es referencia del área maderera, con este martillo aparte de efectuar claveteados y remaches los ebanistas modelan la madera mediante la parte posterior del área de golpeo, físicamente parece una cuña con cierto filo para raspar la madera a fin de generar acabados perfectos.

Otros martillos: profesiones diferentes a la construcción o producción, también emplean martillos manuales en su cotidianidad, tal es el caso de las artes culinarias donde el chef se vale del “martillo de chef” para apisonar carnes e ingredientes. También en los juzgados el martillo tiene presencia en el buró de la máxima autoridad en forma de madera pulida se encuentra, con él se demanda orden, se indica el final de una audiencia y afirman las sentencias.

Conclusión final

El martillo como herramienta básica o maquinaria automatizada servirá para innumerables actividades, resumidas en percutir, cincelar y/o demoler variados materiales y superficies.

Al maniobrar un martillo, a parte de la destreza del operario, también se demanda el uso de equipamiento de seguridad, de acuerdo a la tipología de la herramienta emplear guantes, gafas protectoras, orejeras, botas, entre otras, con la finalidad de resguardar su integridad física. Para conseguir mayor longevidad de la herramienta ésta debe almacenarse en un lugar libre de humedad, evitar tirarlos o aplastarlos con otros objetos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *